¿Qué es una traducción jurada?

Probablemente te has encontrado con el término de “traducción jurada” o “traducción certificada” como más comúnmente la conocemos en México. Y es vital que sepas por qué no se trata de una traducción más. Es importante destacar que al decir que es certificada o jurada, hablamos de una traducción en la que se da fe de que la traducción es fiel a la original, correcta y acreditada por un profesional.

¿Qué diferencias existen entre una traducción general y una certificada?

La traducción certificada o jurada es un documento considerado con valor oficial, por lo que constantemente es solicitada para realizar alguna clase de trámite. Cabe señalar, que el valor de estas traducciones está limitado a un contexto nacional, por lo que el traductor facultado para realizarla deberá estar aprobado dentro del país donde se solicita. Es decir, un documento acreditado por un perito traductor en México sólo será válido en México, por lo que el documento perderá su carácter oficial si es presentado en otros países aunque hablen el mismo idioma.

Dichas traducciones pueden abarcar un amplio abanico de temas. Sin embargo, el caso más común es que se trate de documentos de carácter legal. Por lo que en muchas ocasiones se relaciona con las traducciones jurídicas o legales. Además, en especial estas traducciones, siempre se entregan en formato físico y mantienen los formatos del texto original.

¿Quién puede realizar una traducción jurada?

Pese a que existen muchos traductores con los conocimientos necesarios para traducir cualquier tipo de texto, no todos están facultados para certificar las traducciones. En el caso de México, esta figura se conoce como perito traductor. Un perito traductor es aquel que ha demostrado tener los conocimientos y habilidades requeridos por el organismo certificador, que en México se trata del Tribunal Superior de Justicia.

Este le otorga el poder al traductor a través de una licencia con tiempo de vigencia establecido. Con ella el perito tendrá un sello avalado que tendrá que ir en las traducciones junto con su firma. Una vez que un perito haya avalado la fidelidad de una traducción no podrán realizarse cambios.

Si quieres convertirte en perito puedes buscar cursos o diplomados que te ayuden a especializarte y con ello presentar tu solicitud ante el Tribunal Superior de Justicia o buscar en la base de datos un perito para que ayude a certificar las traducciones.

Si quieres saber más suscríbete al blog y newsletter para que siempre estés informado.